tienda de bambú

Tienda de artículos de bambú

¡Bienvenido a tu tienda online mexicana de bambú! Aquí podrás encontrar productos inagotables del mejor material sustentable descubierto hasta ahora: el bambú. Tenemos desde cepillos de dientes de bambú, hasta colchones y almohadas terapéuticas fabricadas de este increíble material. Sigue leyendo para saber más acerca de por qué comprar con bambú es la mejor alternativa sustentable, y cómo puedes sacarle provecho a los artículos ecológicos. 

A que no sabes esto del bambú…

El bambú es una planta cuyo origen se remonta a alrededor de 30-40 millones de años. No fue hasta el año 5000 a.c. que en China comenzaron a aparecer los primeros productos hechos de bambú, esto debido a la necesidad de una alternativa a utilizar madera en la construcción, flechas y otros artefactos antiguos. Los portugueses trajeron esta planta a España hasta el siglo XVI, y actualmente existe bambú en todo el mundo, menos en la Antártida y Europa. 

Según el Gobierno de México, se han registrado más de 1000 usos diferentes que se le ha dado al bambú en los procesos industriales. Por si esto no fuera suficiente, es capaz de regenerarse velozmente, y puede alcanzar un crecimiento de hasta 30-60 cm en un solo día, y se puede recuperar mucho más rápido que cualquier madera. Es por esto que se le considera como la “planta de los mil usos”. 

El bambú tiene dos colores: es de color verde cuando se corta, y de amarillo marrón cuando ya está seco. Puede desarrollarse en agua y en tierra, en climas suaves y en condiciones extremas; sin embargo, se le encuentra con mayor frecuencia en las zonas de clima tropical y subtropical. 

¿Sabías que…?

Incluso la ciudad de Hiroshima en Japón fue reforestada con plantíos de bambú después de la catástrofe causada por la bomba atómica en 1945. Todo esto fue gracias a la capacidad de purificación del bambú sobre la atmósfera y los suelos.

5 Ventajas del bambú

Resulta absurdo enumerar las ventajas que tiene utilizar esta planta en la fabricación de objetos de uso común. Ya que hay una una basta variedad de productos, por ejemplo: tenemos lentes de bambú que son impermeables y capaces de flotar en el agua, o ropa de bambú que cuenta con propiedades antibacterianas y una capacidad de resistencia mucho mayor que su competencia: el algodón y el poliestireno, además de lo suave y cómodas que son sus fibras. Aquí te dejamos cinco ventajas de comprar productos de bambú:

  • Ayudas al medio ambiente

Los productos de bambú, además de ser biodegradables, sirven como composta; por lo que al final de la larga vida útil de un producto de bambú, podrás estar tranquilo de que le caerá bien al planeta. De hecho, tardan entre 30 y 40 años en degradarse. Los productos de bambú son sustitutos al plástico, al poliéster, al algodón y a todas sus demás competencias, que requieren de procesos con mayor demanda de agua y tala de árboles para cubrir la enorme producción que generan.

  • Son duraderos

Es un material que cuenta con una fuerza de tensión increíble con relación a su peso. Su fuerza de tensión es de hasta un 20% superior al del hierro, y con peso aún más ligero.  Lo que lo convierte en un material resistente al peso y al tiempo, evitando su deterioro. 

  • Excelente capacidad de flexión

Los bambúes pueden mantenerse firmes y aguerridos al suelo durante fuertes ventiscas. Eso lo convierte en un material muy flexible y fuerte

  • Las fibras de bambú son absorbentes

Sus fibras cuentan con capacidades absorbentes, ya que es una planta capaz de desarrollarse en agua. Incluso cuando se encuentran cerca de ríos, sirven como reguladores de caudales, pues se asemejan a una esponja, evitando que el agua fluya de manera rápida y continua. 

También son capaces de absorber los rayos de sol, manteniendo la zona interior fresca y seca.

  • Aislante anti-todo.

Incluso hay viviendas construidas con bambú, ya que son capaces de aislar el frío, el calor y hasta el ruido, esto es gracias a las cámaras de aire que forman sus troncos.

tienda de bambú

Proceso del bambú: ¿Cómo llega hasta tu hogar?

Lo primero que se hace, una vez que ya se tiene un campo de cultivo de bambú, es la recolección. Se seleccionan de cada 2 a 4 años recortando hasta el 30% del cultivo. En seguida se somete a un proceso de almacenamiento y secado: las cañas deben colocarse horizontalmente con buen apoyo para que no se encorven. Durante este proceso de almacenamiento deben estar protegidas del sol, lluvia y humedad y ponerlas secar por un periodo de 6 a 12 semanas. También se pueden secar en horno en un lapso más corto, de 2 a 3 semanas.

Este largo y arduo proceso garantiza una buena circulación del aire en el bambú. En caso de que alguna caña haya sido afectada por hongos e insectos, se elimina inmediatamente. Posteriormente, se pasan a un proceso de ahumado, lo que convierte a la corteza desagradable para los insectos, evitando que se almacenen ahí. Una vez que el bambú ha pasado distintos procesos, se sumerge en agua durante mucho tiempo para que no se encorve y sea aún más resistente. Después, se ponen a prueba diferentes compuestos químicos.

Por último, según el producto final que se desee obtener, las cañas pueden ser utilizadas es su estado natural o pueden llevar a un proceso más complejo para cortarse. Incluso puede rasparse la corteza, para obtener fibras  y fabricar cuerdas o cordeles. En algunos casos se procesan para la creación de vigas a columnas o en dado caso para taladrar las cañas si así se necesitará. Ya que está listo el material para elaborar un producto en específico, se verifican sus requisitos para generar un producto de alta calidad, bello y funcional como lo buscas.

Estas múltiples razones son las que convierten al bambú en el material del hoy. El sustituto de todos aquellos materiales que se han utilizado durante años, de los que su extracción y mantenimiento, contaminan gravemente la tierra y aguas. Por eso hagámonos aliados del bambú y limpiemos la atmósfera, mientras plantamos y consumimos de él. Confiemos en la seguridad que nos dará cada producto elaborado con bambú, será resistente, duradero y con una estética irrefutable, auténtica y  extraordinaria.